Análisis técnico

El análisis técnico es el estudio del comportamiento del mercado, utilizando indicadores, gráficos e informes con el fin de pronosticar lo mejor posible las futuras tendencias del precio de un activo. Las tres hipótesis básicas en los análisis técnicos son: los precios se mueven en tendencias, la historia se repite y el precio de un activo refleja su estabilidad.

  • Los precios de los activos se mueven en tendencias: los precios se mueven siempre en ciertas tendencias dependiendo de las circunstancias que ocurren cada momento en el mercado. Utilizando análisis técnicos, puede definir la tendencia y encontrar los activos que desea operar.
  • La historia siempre se repite: una serie de tendencias de mercado específicas vuelve a ocurrir de manera repetitiva. Al examinar y comparar el comportamiento pasado de un activo, le puede ayudar a decidir qué hacer con ese activo dependiendo de sus movimientos históricos.
  • El precio refleja la estabilidad general del activo: Muchos elementos pueden afectar al mercado y reflejarse en los precios de los activos. La oferta y la demanda posee un efecto importante provocando el ascenso y el descenso de los precios de estos. Al utilizar los análisis técnicos, examinará las consecuencias y no los factores que causan el cambio del precio.

Los operadores que eligen emplear los análisis técnicos creen que las fluctuaciones de los precios nunca son aleatorias y que las razones se pueden identificar utilizando la estrategia adecuada. Los operadores pueden también utilizar indicadores técnicos en sus metodologías bursátiles, incluyendo los indicadores más populares como el RSI (el índice de fuerza relativa, por sus siglas en inglés), la media variable y los retrocesos Fibonacci.

Al utilizar los análisis técnicos, los operadores utilizan las tendencias del mercado para predecir los movimientos de activos específicos en el futuro encontrando patrones en los cambios de precio y, por lo tanto, ayudando a pronosticar su futuro. Los análisis técnicos proporcionan a los operadores la indicación de una tendencia a la baja o en alza en el precio de un activo y les permite crear una estrategia. También es importante tener en cuenta que los análisis técnicos se llevan a cabo del mismo modo sin importar qué activo subyacente se esté consultando.

Suscríbete a nuestro Boletín

Ingrese su correo electrónico y reciba las últimas noticias

Ir arriba